¿Estás lleno hasta el borde? Termina lo que está en tu taza

white ceramic teacup with saucer near two books above gray floral textile
Photo by Thought Catalog on Pexels.com

La mayoría de nosotros vivimos faltos de espacio. No nos damos el espacio suficiente en nuestro día a día. Llenamos nuestros horarios hasta los topes de trabajo y estudio y nos olvidamos de dejar espacio para relajarnos, compartir o simplemente disfrutar.

Es una manera de estar en la vida que se refleja en todo lo demás. Llenamos los cajones, los armarios, los presupuestos y metemos la mayor cantidad de cosas posibles. Hacemos lo mismo con nuestros pensamientos y con nuestras relaciones.

Convertimos nuestras vidas en una olla a presión. No caemos en la cuenta que el silencio entre las notas, la tierra vacía de un nuevo jardín o el lienzo en blanco de un artista son necesarios tan necesarios para poder seguir llenando espacios.

Termina lo que está en tu taza

background beautiful blossom calm waters
Photo by Pixabay on Pexels.com

Hay una historia que describe esto de manera extraordinaria. Una vez un santo recibió la visita de un hombre muy erudito. Le habló y le habló durante horas al santo. Después de un tiempo el santo le ofreció una taza de té.

Comenzó lentamente a llenar la taza del sabio y, gradualmente, el té subía y subía hasta que llegó al borde y comenzó a derramarse sobre la mesa. Sin embargo, el santo siguió vertiendo té en la taza. El erudito le grito. “Basta!, No se puede agregar nada a algo que ya está lleno!”. El santo dejó la tetera con mucho cuidado encima de la mesa y respondió. “Exacto”.

No te llenes hasta el borde

rose gold apple watch with pink sport band near eyeglasses
Photo by Plush Design Studio on Pexels.com

¿Cuánto tiempo te tomas para relajarte y recuperarte de un problema médico? ¿Cuántas veces al día te ves pensando en pequeñas cosas del trabajo cuando ya no estás en él? La rumia de pensamientos es otro factor que no deja los espacios necesarios para que nuestra composición de vida esté afinada.

Hacerse conscientes del vacío en nuestras vidas es un paso decisivo para darnos el espacio necesario y también para empezar a tener control sobre ellas. Dejar espacio en los cajones, permitir que el aire circule en nuestra casa en vez de tenerla abarrotada de cosas y disfrutar de una carretera con poco tráfico. Buscar este espacio en nuestras pequeñas cosas y disfrutarlo conscientemente es l amanera más sana de organizarse la vida.

Vacía la papelera mental

background balance beach boulder
Photo by Pixabay on Pexels.com

Tomar conciencia de los pensamientos recurrentes, las preocupaciones cotidianas que llenan nuestra mente como la mala hierba llena los jardines abandonados. Limpieza mental y emocional pasan por reconocer esos momentos y dirigir voluntariamente nuestros pensamientos a asuntos más positivos e interesantes.

Hay que vaciar la papelera mental antes de volverla a llenar, tantas veces como sea necesario. Tomarse tiempo entre un asunto y otro, entre un email y otros. Puede que seamos capaces de trabajar más si no lo hacemos, pero desde luego no trabajaremos mejor.

 

Hanson, Rick (2019) Finish What Is in Your Cup. What’s the “wallpaper” in your own mind? Psychology Today

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s